glaucoma

¿Qué es el Glaucoma?
Es una de las primeras causas de ceguera de nuestro país. Consiste en la elevación de la presión intraocular, debido a una salida insuficiente del humor acuoso. Al presionar este el nervio óptico puede producir perdidas de visión irreversibles.

¿Cómo se manifiesta?
Excepto al ataque agudo, que es muy doloroso, el glaucoma crónico no causa síntomas. Ocasiona una perdida inicial de la visión en zonas del área central del campo visual, que en sus primeras fases acostumbran a pasar desapercibidas para el paciente.

¿Existe tratamiento?
Si, el objetivo del mismo es disminuir la presión intraocular. Se trata médicamente mediante gotas. Con el tiempo puede ser precisa la cirugía.

¿Cómo se opera?
Hay técnicas distintas según la evolución y tipo del glaucoma. Como tratamientos no invasivos y ambulatorios esta la Trabeculoplastía con Láser de Argón (recomendable para los glaucomas crónicos de ángulo abierto) y la Iridotomía con Láser de Nd.YAG (para el glaucoma de ángulo estrecho). Como técnicas quirúrgicas, para los casos más avanzados, tenemos la Trabeculectomía y, la más reciente, Escleroctomía profunda no perforante; ambas reducen la presión intraocular creando vías de escape controladas para el humor acuoso.

¿Se recupera de nuevo toda la visión después de la cirugía?

Las lesiones producidas por el glaucoma no tienen remedio. Por ello, si se tienen antecedentes familiares, más de 40 años, miopía, diabetes, hipertensión arterial o alteraciones cardiovasculares, entre otras, es recomendable acudir anualmente a controles con el oftalmólogo. Los ojos son para toda la vida, por lo que hay que buscar la seguridad de un centro experimentado.