astigmatismo

¿Qué es el astigmatismo?
Es difícil responder a esta pregunta. Para comenzar diremos que es una palabra que procede del griego, y que la “a” significa “sin”, mientras “stigma” significa “punto”. Un miope o un hipermétrope, tal y como los definimos en otros apartados, son miopes o hipermétropes por igual en todos los sentidos, en todas las direcciones. El ojo astigmático, por el contrario, ve diferente según la orientación.

Así, podemos definir el astigmatismo, como la condición óptica en la cual, los rayos de luz paralelos que inciden en el ojo no son refractados igualmente en todos los meridianos del mismo. En el astigmatismo regular los cambios de refracción de un meridiano a otro son progresivos, por lo que la resultante final se reduce a dos meridianos principales, de mayor y menor poder de refracción y perpendiculares entre si.

En el astigmatismo irregular o patológico, no existe un patrón geométrico en los distintos meridianos, pudiendo, incluso; haber distintos poderes en el mismo meridiano. Este ultimo caso se da, por ejemplo, en ojos que han recibido traumatismos o en corneas afectadas por algún tipo de enfermedad, siendo menos frecuente que el regular.

El responsable mas habitual del defecto astigmático es la cornea. En un ojo normal, sea miope o hipermétrope, la cornea es esférica (ósea como un trozo de balón de baloncesto). En un ojo astigmático, la cornea será achatada, tórica (ósea como un trozo de balón de rugby o un trozo de balón de baloncesto aplastado). La dirección de ese aplastamiento determina el eje del astigmatismo.

Generalmente, la mayoría de los ojos tienen un ligero componente astigmático, que en la mayoría de las ocasiones no precisa corrección.

SÍNTOMAS

Y ¿Qué consecuencias ópticas tienen el astigmatismo sobre lo que el ojo ve? Pues pueden, y de hecho varían. Generalizando, podemos decir que la primera consecuencia es que la imagen que de un punto vera un ojo astigmático será una línea (en la dirección que determina el aplanamiento de la cornea). De este modo, sucede que una línea (que de hecho es una sucesión de puntos), un ojo astígmata lo vera muy borrosa si esta situada en la dirección de su astigmatismo, y mucho mas nítida si lo esta en la dirección perpendicular a ella.

Pero, además, resulta, que ambos meridianos principales pueden ser miopes, o ambos astigmáticos, o incluso uno miope y otro hipermétrope, por lo que los síntomas varían bastante de unos a otros. Volviendo a generalizar podemos decir que a los astigmatismos miópicos e hipermetrópicos se les puede aplicar los mismos síntomas que a la miopía o a la hipermetropía (Generalizando insisto)
Pero volvamos a lo de siempre, el ojo es un sistema dinámico e intenta por si mismo, y empleando para ello la acomodación, corregir los efectos del astigmatismo. ¿Consecuencias? Algo similar a lo que sucedía en la hipermetropía. Dependiendo de la cantidad, de la edad y, en este caso, del tipo de astigmatismo, pueden no afectar a la visión, producir molestias para el cerca, molestias para el cerca y lejos, mala visión de cerca y molestias para el lejos o incluso mala visión para lejos y para cerca.

Además podemos establecer distintas clasificaciones de astigmatismo, además de las que ya hemos ido nombrando (regular-irregular, miópico-hipermetrópico-mixto). Las más habituales pueden ser según el eje del astigmatismo, y según el tipo de cada ojo por separado. Unos producen más efectos y molestias que otros, pero esto ya seria objeto de un estudio mucho mas profundo de lo que aquí se pretende.

CORRECCIÓN
La corrección del astigmatismo se efectúa con una lente tórica (astigmática) de signo algebraico opuesto, para así anular la toricidad del ojo. Generalizando una vez más, podemos decir que una superficie tórica es una superficie mas curvada en un sentido que en otro. Por ejemplo, la superficie externa de medio huevo duro seria una superficie tórica (También, un trozo de “donuts” o de rosquillas lo serian).

En general los astigmatismos pequeños solo se corrigen en función de los síntomas que presentan. Es decir, si la agudeza visual es buena, y no hay molestias de otro tipo, no se hace necesaria la corrección. Pero, lógicamente, si no hay buena visión o se produce cansancio ocular, cefaleas o molestias de otro tipo, se hace imprescindible una corrección.

Debemos también reseñar que los astigmatismos corregidos por primera vez, suelen producir ligeras molestias iniciales, del tipo de sentir pequeños vértigos pasajeros, ver los objetos nítidos pero deformados en alguna dirección, etc.…. El cerebro debe habituarse a la nueva imagen recibida, y necesita de un tiempo para ello (mayor cuanto mayor sea el grado del astigmatismo) Estas molestias desaparecen, lógicamente, al cabo de unos días de uso de la corrección. 

LENTES DE CONTACTO
Hasta hace bien poco se decía que no era posible corregir astigmatismos con lentillas. Bien, habría que matizar ciertas cosas. En principio, un ojo con poca cantidad de astigmatismo no toleraría bien una adaptación de lentes de contacto. En el resto de casos es posible intentar la adaptación de lentes de contacto. Y se puede hacer con lentes esféricas blandas (si el astigmatismo no es muy grande en relación con la miopía o hipermetropía que se tenga o bien con lentes tóricas, especiales para astigmatismo, y que ya estudiaremos en otro apartado). E incluso se podría corregir con lentes esféricas rígidas y no blandas es sencillo; hemos dicho que, en general, el problema del astigmatismo surge por una “deformación” de la cornea. Si colocamos una lente blanda, esta toma la forma de la cornea, manteniéndose el problema. Si colocamos una rígida, esta no se deforma, rellenándose el espacio entre la lentilla y la cornea de liquido lagrimal, que hace los efectos de lente, creando una “nueva cornea” esférica, es decir sin astigmatismo.

EVOLUCIÓN
¿Progresa el astigmatismo? Bueno, por lo general, se suele estabilizar al acabar el crecimiento, y es difícil que aumente, pero como aquí no hay reglas exactas, no es descartable un aumento en el mismo. Lo que sin duda es mas improbable es un cambio de eje (y ello puede ser indicio de problemas graves). Además no hay que olvidar un factor; en ocasiones hay astigmatismos que no se ponen de manifiesto, bien en parte, bien en su totalidad hasta que se dan ciertos factores (edad, cambio de ocupación, etc.……).